Policías violan y someten a una menor en Azcapotzalco
23 de agosto del 2019

Policías violan y someten a una menor en Azcapotzalco

b_420_0_16777215_00_images_nacional_agosto_policia.jpg
Los miembros de la policía preventiva abusaron de la menor en la colonia San Sebastían, en Azcapotzalco, durante la madrugada.
Cuatro agentes de la Policía Preventiva abusaron de una joven, identificada como Ernestina Godoy, sometiéndola en la patrulla que tripulaban. Gracias a los videos registrados por cámaras del C5 se ubicó la unidad.
De acuerdo a la denuncia abierta ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), la joven relató ante el Ministerio Público que luego de acudir a una fiesta con sus amigos, fue sorprendida por cuatro agentes de la Policía Preventiva a dos cuadras de su domicilio.
 
Caminé media cuadra sobre la calle Nopatitla, en dirección a mi casa, en ese momento vi que un vehículo tipo patrulla con las luces del toldo encendidas venía circulando en forma lenta sobre la misma calle y en mi dirección.”
 
Ernestina se acercó a una casa y tocó el timbre simulando que era su hogar para evitar que la patrulla se acercara, pero esta estrategia no funcionó, ya que de la unidad descendió el copiloto y le preguntó a la chica su dirección.
 
Aunque ella mintió diciendo que la casa era de sus tíos y que ya se encontraba a unos pasos de su hogar, el oficial se ofreció a trasladarla hasta su destino, siendo apoyado por el resto de sus compañeros.
 
Tras negarse a la “ayuda”, los agentes que se encontraban en el vehículo descendieron y la sometieron hasta lograr meterla en la patrulla que conducían.
 
Yo les dije en varias ocasiones que no quería, y me subió en el asiento trasero junto a la ventana del lado derecho(…) el policía que estaba a mi costado izquierdo me dijo que me quitara a la ropa, y los dos policías que iban en los asientos delantero dijeron que sí, que me la quitara.”
 
Una vez dentro de la patrulla, la joven fue maltratada por los oficiales: uno de ellos trató de quitarle el suéter, mientras que otro sujetaba su muñeca para inmovilizarla.
 
En la unidad, cada uno de los cuatro agentes violó a la joven y por último le dijeron que se vistiera. Ella subió su pantalón y se hincó en el piso ubicado entre el asiento del copiloto y la parte trasera, mientras los oficiales le decían entre risas que ahora ya podía ir buscar a su tío.
 
Con una llamada hecha por unos de sus familiares de la víctima al 911, Ernestina fue atendida minutos más tarde por las autoridades y una unidad de la Cruz Roja.
 
Atendiendo el llamado del C5, que en colaboración con el caso y la investigación iniciada entregaron los videos tomados por tres videocámaras a los nuevos oficiales, una serie de estudios médicos y psicológicos confirmaron la violación.
 
Por ahora, las autoridades ya cuentan con el retrato hablado de los violadores, mientras que la Fiscalía de Delitos Sexuales espera que la menor pueda reconocer a sus atacantes. 
 

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo o WhatsApp

Ver Nuestras Políticas de Privacidad y Términos de uso
Puedes desuscribirte en cualquier momento.

{loadposition date}