García Luna suelta el llanto en su comparecencia ante corte de NY

b_420_0_16777215_00_images_nacional_enero-2020_ENdvDrYUUAEP9Sj.jpg

De aquel duro y arrogante súper policía en que se convirtió Genaro García Luna en los sexenios de Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa, donde fungió como titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y secretario de Seguridad Pública respectivamente, parece no haber quedado nada.

García Luna compareció este viernes en la corte del Distrito Este de Brooklyn, Nueva York para enfrentar los cargos que se le imputan por conspiración para tráfico de drogas, falsa declaración a las autoridades estadounidenses, y haber brindado protección al Cártel de Sinaloa a cambio de sobornos. 

 

Alan Feuer, periodista de The New York Times, relatan que el ex secretario de Seguridad acudió a la corte esposado, con grilletes en los tobillos, pálido y despeinado, vestido con pantalón caqui, sudadera gris y tenis. Su estancia en la corte fue breve, apenas tuvo el tiempo de declararse no culpable ante el juez Brian Cogan. 

 

Precisan que tampoco estuvo el abogado que se encargará de su defensa y que pertenece al prestigioso bufete Quinn Emanuel; sino un defensor de ocio, César de Castro, quien no tenía mucha idea de cómo estaba la situación al haber sido asignado apenas la mañana de este viernes.

 

También señalan que García Luna se veía consternado y que buscaba constantemente el rostro de su esposa Linda Cristina y sus dos hijos (Genaro y Luna) presentes en la comparecencia que inició a las 14:00 horas locales. 

 

La solidaridad de la familia se expresó con los puños en alto y palmadas en el pecho, igual que en la primera comparecencia de García Luna en Dallas, Texas. Su defensa planteó que buscarán una fianza, en tanto que la fiscalía ha insistido en negarla porque el riesgo de fuga es muy alto.

 

Los fiscales pidieron mantener preso a García Luna debido a su gran fortuna personal, su viaje de noviembre pasado hacia México y sus conexiones con funcionarios mexicanos de alto rango. Dijeron que había un riesgo inaceptable de fuga.

 

Después de esto se anunció que la siguiente audiencia será el 21 de enero, en la que estará Brian Cogan, el magistrado que llevó el juicio de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. 

 

Cuando la audiencia terminó, García Luna se detuvo un instante para observar a sus hijos que alzaban los puños y se daban palmadas en el pecho. Un oficial lo instó a seguir caminando y fue ahí que el ex secretario rompió en llanto y abrazó a su madre.

 

Con la declaración de no culpabilidad de García Luna, el corresponsal de Proceso en Washington,Jesús Esquivel, vaticinó que el proceso judicial traerá consigo un balconeo de políticos, militares y policías involucrados en el narcotráfico. 

 

 

Más Noticias Nacionales

              

    

   

{loadposition date}