Cuando las reses ganaron

Por: Etiquetas:

9 octubre 2018 112

El TioVivo

Hace años Andrés Manuel López Obrador decía que si el PRI postulaba en alguna candidatura a una vaca, seguramente ganaría la vaca. Ahora que su trabajo de mucho tiempo y una serie de condiciones específicas le permitieron formar un partido ganador, vemos que fue Morena el partido que hizo ganadores a muchas “reses” que en cualquier otra circunstancia jamás hubieran llegado.

Un claro ejemplo de ello, es lo que está ocurriendo en el municipio de Centla. La alcaldesa Guadalupe Cruz Izquierdo ha logrado en un tiempo récord lo que a otros presidentes municipales les ha costado más trabajo: generar un caos total y pelearse en ¡menos de una semana! con prácticamente todo el mundo.

La flamante alcaldesa inició su gestión siendo el hazme reír de todo el municipio, la comidilla de las redes sociales y la indignación de quienes saben qué hay protocolos institucionales que no se deben manosear. Guadalupe se hizo “bendecir” por un grupo de pastores en medio de la ceremonia de toma de protesta, violando de manera total la separación iglesia-estado consagrada en la Constitución.

Pero eso no es todo. La recién electa Presidente municipal lleva también él nada honroso récord de haberse distanciado de su cabildo en tan sólo 24 horas. Ha violentado la ley al sesionar con únicamente tres regidores y no ha convocado a los restantes porque cree que no le hacen falta.

No se ha nombrado, por lo mismo, al secretario del ayuntamiento, los acuerdos políticos necesarios para iniciar con éxito la admiración municipal no se han cumplido y el panorama de lo que le espera a Centla en los próximos tres años es aún peor que el que se vivió con la gestión de Gabriela Sanlucar.

Pueblo chico, infierno grande dice la sabiduría popular. Las especulaciones en torno a un supuesto acuerdo entre la administración saliente con la entrante, pintan de sospechosismo a las primeras acciones de la alcaldesa.

La maestra Cruz ha enseñado muy pronto el cobre y lo peor es que, como siempre, las consecuencias las paga la gente de un municipio que lleva años esperando que alguna autoridad les cumpla lo que les prometieron.

Las autoridades electas bajo la bandera de Morena tienen en Tabasco un doble compromiso, deben ser congruentes con lo que AMLO ofreció en campaña, tanto en lo personal o como partido político. Si el Peje ofreció honestidad, no puede salir alguna de las reses que ganaron bajo su efecto con alguna ineficiencia que, como sabemos, es sinónimo de corrupción…

Antes de bajarnos del caballito…

La pus heredada por Gerardo y Casilda empieza a emerger. Es obligación de las nuevas autoridades poner orden, pero sobre todo impedir que haya impunidad…


Deja un comentario