Habrá alternancia ordenada

Por: Etiquetas:

6 julio 2018 501

AGENDA POLITICA

La reunión de este jueves en Palacio de Gobierno entre Adán Augusto López Hernández y Arturo Núñez Jiménez fue de lo más cordial, y no tendría porque ser de otra manera, este encuentro es parte de las actividades que se realizarán en los próximos meses como parte de la transición, en una decisión responsable del mandatario local, para no tener un panorama como el que vivió hace seis años, ya que al asumir el cargo, fue cuando pudo percatarse del grave daño patrimonial que realizó su antecesor a la entidad.

Hace unos días Arturo Núñez expresó a la prensa que no se tendrá un panorama similar al que se dio cuando asumió el cargo, teniendo casi al borde del colapso el Sector Salud, con deudas a diferentes proveedores, entre muchas otras irregularidades; en esta ocasión hay el compromiso de hacer una entrega ordenada.

Durante los casi 100 minutos que estuvieron dialogando Arturo Núñez y Adán Augusto, pusieron sobre la mesa el tema del presupuesto, porque de acuerdo a la ley es la actual administración la que elabora el proyecto para entregarlo al Congreso local, pero quien lo va a ejercer será el nuevo Gobierno, por lo tanto, es primordial una armonización entre lo que se vaya a proponer, debido a que existe compromisos por cumplir desde el principio.

Entre Adán y Arturo hay una relación personal y política de hace mucho tiempo, en el 2012 estuvieron juntos para la candidatura; siempre ha habido respeto entre los dos, y ahora que se encuentran una vez más, fue posible poder lograr un pleno entendimiento en los temas abordados, ya que en ambos hay una enorme coincidencia, generar certidumbre para evitar sobresaltos en el ambiente político, económico y social.

La premisa es que a Tabasco le vaya bien. Los dos van a poner todo su esfuerzo para lograrlo, la transición será ordenada, no hay motivos para suponer un escenario catastrófico, por el cambio de Gobierno; el tabasqueño con su voto decidió que haya una nueva alternancia, aunque conservando la esencia de que sea la izquierda, porque está demostrado que la población no quiere nada con el tricolor.

Este encuentro propicia confianza, de hecho el amanecer del lunes 2 de julio fue sin sobresaltos. Las señales de cordialidad generan tranquilidad en la población, de que el voto emitido el domingo fue el adecuado, que no se equivocaron, y así deben continuar los encuentros que tengan los equipos de transición, para que el cambio de Gobierno no se convierta en una pesadilla como se vivió hace seis años. De esta forma inicia el proceso de reconciliación entre ofrecido por Adán Augusto en toda la campaña.

 


Deja un comentario