EL TIOVIVO – El último jalón

Por: Etiquetas:

26 junio 2018 133

A unas horas de que cierren las campañas y los ciudadanos descansemos del intenso bombardeo electoral, poco o nada cambiarán las tendencias que a lo largo de este proceso han dado cuenta de quienes llevan preferencia en el ánimo de las mayorías.

Los ciudadanos hemos estado expuestos a un impresionante  bombardeo en radio, televisión y sobre todo, en redes sociales, de las propuestas de los candidatos, sus actividades, errores, acirtos y un sinfín de ataques que nos han dejado muy en claro, quien es cada uno de los personajes que están en la contienda.

Las campañas hoy en día, están resultando muy caras y poco productivas. En pleno siglo XXI, el uso de nuevas tecnologías de la información y la comunicación, obliga a rediseñar las opciones que tienen los partidos y sus candidatos para hacer proselitismo, sin gastar tanto el dinero de los contribuyentes.

Atrás quedó la efectividad de las grandes concentraciones o las caminatas interminables, en las que la gente conocía al candidato y sus propuestas. Hoy los electores pueden con un click, conocer cómo piensa cada uno de los actores de la contienda y estar al día en sus propuestas.

¿Habrá algún mexicano en edad de votar que no sepa quiénes son Anaya, Meade, AMLO o el Bronco? En Tabasco, ¿existirán los que no sepan cómo piensan Adán, Gerardo o Gina? (los demás no cuentan).

Sin embargo, son pocos los que conocen a sus candidatos a diputado local o federal. Las campañas largas y costosas no son garantía de penetración. El rediseño de estrategias por parte de la autoridad electoral es urgente.

Solo que para ello se requiere de la consulta de expertos en comunicación política, marketing, diseño y manejo de redes, entre otros profesionales. Algo que los políticos tradicionales no están dispuestos a pagar.

Es obvio que resulta más caro no modernizarse que seguir usando viejas recetas para situaciones nuevas. Pero en tanto se analiza el tema, a los ciudadanos nos quedan dos días más de lo mismo, ya falta poco, resistamos el último jalón…

Antes de bajarnos del caballito…

Morena es sin duda un fenómeno electoral, con poco tiempo de haber sido fundado está a punto de convertirse en la primera fuerza electoral. Sin embargo, arrastra consigo lastres pesadísimos como Exequias Braulio, quien sin merecerlo saltó del PRI a usurpar un espacio que no se merece, ya que en pocos meses enseñó lamentablemente el cobre. Es el principio y fin de una corta y pobre carrera política…


Deja un comentario