EL TIOVIVO – El “Chuky” no es Meade

Por: Etiquetas:

19 junio 2018 125

Las comparaciones entre el triunfo del domingo de la Selección Mexicana de fútbol con el proceso electoral están bien para la generación de memes y comentarios chuscos, pero nadie con dos dedos de frente se debe atrever a decir que pueda haber una relación entre el partido y la elección.

Vamos, los criterios de medición de favoritos, las variables que inciden en uno y en otro evento, así como la naturaleza misma de las dos contiendas son absolutamente incomparables, por lo tanto decir que si México le ganó a Alemania en contra de todos los pronósticos, implica que Meade le va a ganar a AMLO, es darse cuerda solos.

De igual forma, pensar que porque se llenó la Plaza de la Revolución con los integrantes del sindicato petrolero, significa llenar urnas el día de la jornada electoral o que el PRI está “tan fuerte” como en sus mejores días, es una falacia que difícilmente se apega a la realidad.

A nivel nacional, ya lo explicamos en anterior entrega, poco o nada tienen que hacer los candidatos Meade y Anaya en la tierra de Andrés Manuel. Ricardo vino de pisa y corre y sólo cumplió; en cambio Pepe quiso medirse y únicamente generó un enorme gasto de campaña para las finanzas de los partidos que lo apoyan.

Lo que sí es innegable es el crecimiento que la campaña de Gina Trujillo ha tenido en las últimas semanas. Georgina es una política con mucha experiencia y con un conocimiento muy claro de cómo se hace el trabajo electoral. Pero salvo que fluyan carretadas de dinero y que los encargados de aplicarlo no se lo roben (algo complicado), será menos que imposible revertir la tendencia en Tabasco y a nivel nacional.

PRI y PRD, junto con los aliados que cada uno arrastra, deben de apostarle a los triunfos en el Senado, las diputaciones federales y locales, además de los municipios. En estos procesos sí hay posibilidades reales de triunfo y ayudaría a que en el país exista una necesaria correlación de fuerzas que le de equilibrio al ejercicio del poder…

Antes de bajarnos del caballito…

Pico Madrazo no puede decirse traicionado, luego de la declinación Oscar Cantón a favor de Adán Augusto López Hernández. Recibió una sopa de su propio chocolate, así que el que a hierro mata… Por cierto, tampoco pueden pedirle que regrese el recurso que le dieron para la campaña, ya que antes de que se fuera, el comité nacional del PVEM lo echó a través de un comunicado. Entonces, ¿cómo pedirle cuentas si ellos lo corrieron?


Deja un comentario