Un catálogo de buenas intenciones

Por: Etiquetas:

15 mayo 2018 148

El TioVivo

El pretendido debate entre candidatos al gobierno del estado fue en realidad un espacio para que cada uno de los seis aspirantes expusiera qué es lo que piensan hacer en caso que el voto popular los favorezca, pero ni siquiera dijeron cómo.

En su momento, comentamos en redes sociales que el auténtico vencedor del evento fue el conductor de mismo Gabriel Aysa, quien cumplió como los buenos el encargo recibido, aunque eso no fue tampoco la novedad.

El IEPCT no tuvo el tino de organizar un verdadero debate y quizá por miedo a que las cosas se les pudieran salir de control, lo del pasado viernes se concretó a ser una ser un catálogo de buenas intenciones y un espacio para que cada uno intentara venderse como el mejor.

Mucho dinero invertido en nada, todo lo que se dijo ya lo sabemos los ciudadanos. Para eso, mejor que sigan mandando sus boletines y que les crea aquel que les quiera creer. Ahora queda conocer si las cifras en torno a la preferencia electoral se movieron a consecuencia del encuentro del viernes, aunque es claro que difícilmente habría quienes cambiaran al candidato de su preferencia.

Pero algo podemos interpretar del presunto debate: Se confirma que en este tipo de eventos, el puntero tiene la obligación de cuidarse, no caer en provocaciones y menos de quien siquiera tiene posibilidad alguna de ganar. Adán cuidó su ventaja; como el mejor ubicado en las preferencias, el notario con licencia hizo lo que debía hacer.

Gerardo Gaudiano quizá dejó ver que le faltan mejores asesores, tanto de imagen como de estrategia. Cometió errores que aunque no le restan votos, sí ponen en la mesa de la discusión ciertas habilidades que algunos electores buscan en un político.

Georgina Trujillo no dio alguna sorpresa, todos sabemos que es una mujer capaz, preparada, inteligente, sagaz y experimentada, pero distante y poco empática con la gente. Ciertamente aunque la contienda es para elegir gobernador, la mayoría de las personas decide por con quien tiene cierta  identidad y al que se le pueda acercar.

Jesús Alí olvidó que en la contienda no participa Arturo Núñez, Oscar Cantón pareciera que le hace el trabajo a alguien más pues solamente enfocó sus señalamientos contra Gaudiano y Manuel Paz hizo lo mejor que sabe hacer: hablar.

En suma, esperemos que el próximo sí sea un real debate, cuando menos para garantizar que la gente tenga ganas de verlo…

Antes de bajarnos del caballito…

El paso por la administración pública siempre se le revierte a quien no hizo las cosas del todo bien. Hoy el dragón está a punto de escupirle fuego a quien lo presume como la panacea.


Deja un comentario