Escribir es resistir

Escribir es resistir

b_420_0_16777215_00_images_punto-de-vista_octubre_Cynthia_Alarcn.jpg

Pocas cosas sabemos, otras las recordamos, algunas las resistimos, y esa lucha nos hace ser lo que somos. Lo cierto es que la escritura ha sido la tabla de salvación de muchos.

Escribir es resistir y lo decimos con ese sabor de verdad en los labios, una verdad absoluta y a la par subjetiva, absoluta para quien lo vive. Incontables almas han vertido su sentir en una página en blanco sin saber cuál era el rumbo, el destino, pero al final de cuentas la escritura, ese caminito de palabras los ha llevado como un puente a sí mismos. Ya lo dice Jorge Luis Borges: “cualquier destino por largo y complicado que sea, consta de un solo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es”. Y, ¿quién es el hombre? ¿Cuándo llega a saberlo? ¿No somos acaso un proyecto inacabado hasta la muerte según los filósofos existencialistas? Entonces, ¿el hombre sabe quién es, y quién es para siempre, cuando muere? ¿De qué le sirve saberlo si ya es el fin? ¿O morir será el principio de algo?

 

Cuando se escribe se descubre un mundo, el mundo, el mundo propio y el que ya existe antes de nosotros haber aparecido. Escribir es existir, es resistir, de ahí que la escritura sea terapéutica, nos conecta con nuestros miedos, con los sueños que mantienen el batir de nuestras alas. Podemos entender que somos un libro colmado de emociones, de ideas, que escribir es también dar salida a las imágenes que nos atormentan, ponerles nombre para poder dialogar con ellas y despedirnos de la irrealidad, en el sentido de que el temor, la angustia, la ansiedad viene de una fantasía que elegimos vivir. Sólo existe en nuestro pensamiento, y eso ya es decir bastante, por el poder que la mente tiene sobre nosotros. Nos asusta la ficción y sin embargo la creamos, pero sin duda es mejor crearla sobre el papel, para que las ideas no devoren la paz mental que nos sostiene en tiempos revueltos como estos. 

 

No importa que nadie te lea, tú eres tu primer lector, el sólo acto revolucionario de empuñar la pluma habla del valor que tienes de exorcizar el baúl, de reencontrarte con tesoros que habías olvidado, escribir es escribirte, escribirte es escucharte. Es por eso que la escritura va de la mano de la lectura, y la lectura es por supuesto una manera de tolerar lo intolerable, de enfrentar el insomnio, amigo en común de muchos de nosotros. 

 

La soledad es aliada de la escritura, porque a solas uno sabe quién es, por eso da miedo quedarse a solas con uno mismo. Sin embargo, se le ha subestimado. Como lo confiesa Marguerite Duras: “la soledad no se encuentra, se hace. La soledad se hace sola. Yo la hice. Porque decidí que era allí donde debía estar sola, donde estaría sola para escribir libros. Sucedió así. Estaba sola en casa. Me encerré en ella, también tenía miedo, claro. Y luego la amé. La casa, esta casa, se convirtió en casa de la escritura”. Y si recordamos que somos nuestra propia casa, eso implica que dentro de nosotros ya estamos escribiendo incluso sin saberlo, porque escribir es una necesidad.

 

El gran Paul Auster también lo considera cuando dice: “creo que lo asombroso es que cuando uno está más solo, cuando penetra verdaderamente un estado de soledad, es cuando deja de estar solo, cuando comienza a sentir su vínculo con los demás”. ¿Será que nos haga falta esa soledad para encontrarnos? Porque el encierro ya lo tenemos, no obstante, nos falta acaso ir más profundo, hacia las aguas del ser, para escribir lo que somos, y entonces poder leernos y sólo de esta forma poder leer a los demás.

 

Este puede ser el día en que te atrevas a escribir, a escribirte, el día en que descubras que la escritura es una manera de resistir, de luchar; escribir te sana, escribir te libera y ¿quién no desea ser libre? Algunos ya lo son pero no lo saben. ¿Tú lo eres? ¿Te gustaría descubrirlo? Empieza hoy, pues como lo dice nuestro amado Miguel de Cervantes: “la pluma es la lengua del alma”. Carpe diem.

 

              

    

   

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo o WhatsApp

Ver Nuestras Políticas de Privacidad y Términos de uso
Puedes desuscribirte en cualquier momento.

{loadposition date}