Mitos y realidades del uso de facturas instantáneas: SAT

Mitos y realidades del uso de facturas instantáneas: SAT

b_420_0_16777215_00_images_nacional_diciembre_mitos-y-realidades-del-uso-de-facturas-instantaneas-sat-cuartoscuro.jpg

Será hasta mayo del 2020 cuando una factura se pueda obtener en segundos en una primera etapa en comercios o servicios de alta demanda como papelerías, farmacias o gasolineras

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) hizo un llamado a la población a no creer en mitos que se están difundiendo en redes sociales sobre la Factura Instantánea que podrá ser solicitada en algunos comercios partir de mayo de 2020.

 

En su página de internet el SAT difundió un video en el que advierte:

 

Primer mito: “Que con la factura instantánea te van a fiscalizar los gastos que hagas con tu tarjeta y comprobar si existen diferencias entre tus ingresos y tus gastos”.

 

Realidad: La factura instantánea es una medida de facilitación pues es el SAT ya fiscaliza a los contribuyentes desde hace muchos años.

 

Es un mecanismo adicional de facturación y no tiene nada que ver con un esquema de fiscalización. Ya podríamos fiscalizar la parte del gasto con el ingreso con la información que tenemos. Ya tenemos sus gastos, ya tenemos si lo hizo con una tarjeta bancaria, si lo hizo en efectivo, transferencia”, insistió Katya Arroyo Arriola, administradora de Servicios al Contribuyente.

 

Segundo mito: “Será obligatoria la expedición de una factura instantánea”.

 

Realidad: Cada establecimiento y consumidor decidirá si expiden o solicitan la factura instantánea”.

 

Será voluntario, será el contribuyente el que decida si esa tarjeta va a utilizarla o no para que se emitan facturas electrónicas”, refirió la administradora Arroyo Arriola.

 

Tercer Mito: “Todas las tarjetas bancarias tendrán integrado el Registro Federal del Contribuyente”.

 

Realidad: Cada cliente decidirá si quiere incluir su RFC y cada banco definirá el procedimiento para incorporarlo.

 

Será hasta mayo del 2020 cuando una factura se pueda obtener en segundos en una primera etapa en comercios o servicios de alta demanda como papelerías, farmacias o gasolineras.

 

El proyecto lo estamos pensando iniciar con ciertos giros, no con todos. Gasolineras es uno de ellos y no implicaría una fiscalización, implicaría que el señor que se dedica al transporte, en el momento en el que va a cargar la gasolina no pierda más tiempo en la gasolinera y simplemente con aceptar el pago con esa tarjeta se vaya con su factura electrónica”, reiteró Katya Arroyo Arriola, Administradora de Servicios al Contribuyente.

 

¿Cómo funcionará?: El cliente deberá meter su tarjeta bancaria a la terminal, punto de venta y tendrá que teclear por una sola vez su Registro Federal de Contribuyentes… En ese momento, su RFC queda inscrito en el chip de su tarjeta y de inmediato, recibirá este ticket en papel que contiene un código QR. Es un sello digital el cual contiene la información de su compra y su factura de forma inmediata.

 

Si el contribuyente quiere visualizar si está bien su factura, solo lo debe acercar a su teléfono celular donde previamente bajó la aplicación de QR o bien entrar a su cuenta del SAT y verificarlo.

 

En sus próximas compras ya no será necesario teclear el RFC.

              

    

   

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo o WhatsApp

Ver Nuestras Políticas de Privacidad y Términos de uso
Puedes desuscribirte en cualquier momento.

{loadposition date}