¿Cuál es el origen de la palabra “Teporocho” que se dice en México?
11 de diciembre del 2019

¿Cuál es el origen de la palabra “Teporocho” que se dice en México?

b_420_0_16777215_00_images_nacional_noviembre_BORRACHO.jpg

Hace unos días, iba caminando muy tranquila por la calle cuando de pronto escuche que una señora muy enojada le gritó a un señor indigente: ¡Teporocho!

Me causó algo de gracia volver a escuchar esta palabra porque tenía muchísimo tiempo que no la escuchaba. Recuerdo haberla escuchado un poco más en los años noventa, pero con todo este cambio generacional que se ha dado últimamente, el lenguaje y la forma de expresarse de la gente ha ido cambiando. Hasta suena algo chistoso escuchar ese tipo de palabras “antañas”, ¿a poco no?

 

Me fui con la curiosidad de conocer el significado de esta palabra típica del caló mexicano e investigué su origen. Esto fue lo que encontré:

¿Cuál es el origen de la palabra “Teporocho” que se dice en México?

 

Resulta que todo comenzó a principios del siglo XX cuando en las calles de los barrios céntricos de la Ciudad de México, existían personas callejeras a las que les gustaba beber alcohol de una manera crónica.

 

Como plan con maña, los comerciantes idearon un “remedio” para la resaca de estas personas que consistía en una bebida hecha con hojas de naranjo y canela, pero con “piquete”, o mejor dicho, con alcohol porque se pensaba que eso aliviaría su cruda.

 

Este menjurje que tenía alcohol del 96 o aguardiente era llamado como un té y se vendía a 10 centavos en aquel entonces, pero al ver que era un gran negocio, otros comerciantes comenzaron a vender este té más barato, es decir, a ocho centavos.

 

Para llamar la atención de las personas a las que les gustaba beber este famoso té, ponían letreros que decían: “Té por ocho centavos” para llamar la atención de la gente.

 

Fue entonces cuando los clientes llegaban a estos negocios a pedir un “té por ocho”.

 

Poco a poco con el tiempo comenzaron a nombrar a este tipo de personas teporochos, pues decían: “Mira, ahí viene el teporocho” porque eran quienes pedían los tés por ocho centavos en las tienditas.

 

¿Lo sabías?

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo o WhatsApp

Ver Nuestras Políticas de Privacidad y Términos de uso
Puedes desuscribirte en cualquier momento.

{loadposition date}