Recomienda CDMX que no haya velorios, ni necropsias por coronavirus
 

Recomienda CDMX que no haya velorios, ni necropsias por coronavirus

b_420_0_16777215_00_images_espectaculos_abril-2020_2c0d683dc782eb3c54c5f23a035ae630.jpg

Las autoridades capitalinas presentaron el protocolo para las defunciones en las alcaldías

Este viernes el Gobierno de la Ciudad de México presentó el protocolo para el manejo de personas muertas por complicaciones derivadas del coronavirus COVID-19 en la capital del país.

 

“Debo reiterar que nos enfrentamos a un virus que permanece en el cuerpo aún después de la muerte, por tanto, en los casos de personas fallecidas por Covid-19, no se realizarán necropsias ni traslados fuera de la zona conurbada del Valle de México ni al extranjero y se recomienda que no haya velorios y en caso de que los familiares decidan realizar una ceremonia de despedida a sus difuntos, estas reuniones no deberán exceder de 20 personas”, comentó la secretaria de Gobierno Local, Rosa Icela Rodríguez.

 

Recalcó que el Gobierno de la Ciudad facilitará la realización de los trámites jurídicos que correspondan y la cremación e inhumación de los cuerpos será gratuita para aquellas personas que tengan la necesidad de este servicio.

 

El protocolo

El protocolo forma parte del esfuerzo de varias instituciones del Gobierno de la Ciudad de México.

 

Su función es establecer los mecanismos de coordinación entre dependencias que participan en el manejo de personas muertas por sospecha o que estén confirmadas por COVID-19.

 

Este mecanismo también se aplica en lugares de servicios funerarios que cuenten con hornos crematorios así como los que cuenten únicamente con servicio de traslado y velación.

 

Escenarios posibles

El Gobierno de la Ciudad de México informó que este protocolo funcionará en tres escenarios que se han contemplado específicamente para el coronavirus y son:

 

Que la persona muera en un domicilio

Que la persona muera en un hospital

Que la persona muera en la vía pública

Cuando una persona muera en un domicilio

Cualquier persona podrá avisar a la policía, Locatel o 911. Estas dependencias informarán a un centro de mando que informará a la Secretaría de Salud para que asista al domicilio y emita un certificado de defunción. En el certificado se establecerá si es por COVID-19 o sospecha. Si se confirma, se hará una proceso de sanitización de la vivienda incluyendo un cerco epidemiológico.

 

 

Cuando una persona muere en un hospital

Ya sea público o privado, cuando una persona muera en una institución de Salud, será la propia secretaría la que emitirá el certificado de defunción. La sanitización correrá a cargo de los hospitales.

 

Las autoridades especificaron que en caso de que las personas no cuenten con recursos para responsabilizarse de los cuerpos, el gobierno lo hará de manera gratuita.

 

En caso de que no haya un familiar que reclame el cuerpo, se iniciará un procedimiento por parte de la Comisión de Búsqueda del Gobierno de la Ciudad de México en coordinación con la Fiscalía General de Justicia y el Incifo para ubicar a algún familiar.Ellos informarán al Registro Civil donde se emitirán las actas de defunción y las boletas de inhumación.

 

La inhumación se realizará de manera obligatoria únicamente en este caso debido a que es un mecanismo establecido en la Comisión de Búsqueda.

 

Muerte en vía pública

Una vez que se localice una persona muerta en vía pública ya sea de forma presencial o a través de las cámaras de C5, se establecerá si la muerte se dio por COVID-19.

 

 

En este caso se sanitizará la zona, esto estará a cargo de las alcaldías.

 

Funerales

Las autoridades de la Ciudad de México recomendaron que en el caso de las muertes por COVID-19 no se lleven a cabo funerales.

 

En caso de muertes por otro tipo de padecimientos, se recomendó que, de realizarse funerales o velorios, estos no tengan una asistencia de más de 20 personas  y que sean lo más breve posible por lo que, aseguraron, se mantiene una coordinación estrecha entre las autoridades y las empresas que ofrecen este tipo de servicios.

 

En caso de las personas que mueren y que no tienen familiares, se informó que los gastos de traslado y cremación corre a cargo de empresas funerarias privadas, que no cobrarán nada por dicho servicio en un convenio solidario.

 

También se informó que está garantizado el número de fosas que se utilizarán en la Ciudad por la pandemia de COVID-19.

 

También se informó que se podría recurrir a la apertura de fosas comunes pero que estas serían utilizadas para personas desconocidas.

 

Rosa Icela Rodríguez aseguró que este protocolo se trabajó durante varias semanas, en coordinación con la Comisión de Búsqueda de la Ciudad, en apegó a la Ley General de Salud, la de Desaparición Forzada, así como las leyes de Víctimas federal y local, sobre todo para la atención de restos de personas desconocidas.

              

    

   

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo o WhatsApp

Ver Nuestras Políticas de Privacidad y Términos de uso
Puedes desuscribirte en cualquier momento.

{loadposition date}