En investigación el origen de contagio de niña con sarampión

b_420_0_16777215_00_images_nacional_marzo-2020_la-nina-.jpg

De acuerdo con datos institucionales, el último paciente con sarampión se registró en 1995.

En la Ciudad de México buscan el origen del contagio de una niña, de 8 años de edad, con sarampión, quien residía en la alcaldía Álvaro Obregón.

 

En conferencia de prensa, la Secretaria de Salud de la capital, Oliva López Arellano, reconoció que la menor no contaba con su esquema completo de vacunación, pues sólo tenía la primera dosis.

 

“Fue identificada en el IMSS, es derechohabiente. Ahí se le tomó la primera prueba y ya fue ratificada por el Indre (Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos). Inmediatamente que se sospechó caso de sarampión, se notificó a la jurisdicción sanitaria y ese mismo día se inició el barrido”, señaló.

 

Éste barrido consiste en un cerco vacunal que se hace en 25 manzanas a la redonda donde estaba la menor y se buscan contactos.

 

“En toda esa zona no se encontraron ningunos otros casos y se está en búsqueda de los contactos. Rápido vamos a identificar dónde se contagió”, dijo López Arellano.

 

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sarampión es una de las principales causas de muerte entre niños.

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social sostiene que es una enfermedad muy contagiosa, causada por un virus, que se puede adquirir en cualquier edad, incluso en la vida adulta si una persona no la padeció en la infancia.

 

Se contagia a través de gotitas invisibles que salen de la nariz y boca de las personas enfermas, ya sea por contacto directo o a través del aire.

 

El primer síntoma típico es la aparición de fiebre, de por lo menos tres días, tos, nariz “moqueante” y conjuntivitis (ojos rojos). La fiebre puede alcanzar los 40°C y en pacientes con un sistema de defensa debilitado, puede desarrollarse neumonía.

Más Noticias Nacionales

              

    

   

{loadposition date}