Cruz Roja de Puebla llora muerte de Luna, perrita heroína

b_420_0_16777215_00_images_nacional_febrero-2020_PERRITA.jpg

La Cruz Roja de Puebla llora la muerte de Luna, perrita heroína que participó en las labores de rescate del sismo del 19 de septiembre de 2017. Usuarios en redes mostraron sus condolencias y respetos a la organización.

Así dieron a conocer muerte de Luna

Luego de diez años cumplidos, la perrita labrador de color negro perdió la vida, información que dio a conocer la Cruz Roja de Puebla, asociación donde la “peludita” trabajaba con honor.

 

La dependencia publicó en sus redes sociales:

Hoy nos despedimos de Luna, voluntaria canina jubilada de la especialidad de Búsqueda y Rescate SAR K9, que junto a su manejador, brindaron apoyo en el sismo del 19S en CDMX. Su trayectoria dedicada a ofrecer ayuda en situaciones de desastre, nos deja un gran legado.”

Puebla llora muerte de Luna

Luego que la dependencia publicara su tuit de despedida a la perrita Luna, la organización a favor de los animales, "Lomitos Suavecitos" lanzó una breve semblanza de la heroína con varias fotos de la perrita, donde se puede apreciar la conexión que tenía con su entrenador. 

¿Quién fue Luna?

Según la organización “Lomitos Suavecitos”, Luna se jubiló hace 2 años, luego de formar parte de  la primera generación de binomios de Búsqueda y Rescate SAR K9 Cruz Roja Puebla.

 

La perrita heroína participó en las labores del rescate tras el sismo de septiembre de 2017 en Puebla, específicamente en el la zona del centro histórico y el barrio de San Francisco, para luego dirigirse con su entrenador y contraparte, el paramédico Ángel Daniel Hernández López, a la CDMX.

 

En la zona sur de la capital del país, Luna trabajó junto con Daniel en las unidades habitacionales colapsadas en Tasqueña y Tlalpan. Ahí el vínculo de Daniel y Luna creció.

El olfato de Luna y la intuición le permitieron especializarse en búsqueda en:

 

Escombro

Estructuras colapsadas

Rastro en grandes áreas

En entrevistas después del sismo, su entrenador y dueño señaló que Luna no sólo tenía un gran sentido del honor y responsabilidad, sino que era cariñosa, simpática y juguetona. Además resaltó que su compañera rompió paradigmas, pues la conoció cuando la perrita ya tenía 6 años.

 

Expertos señalan que un perro de rescate debe entrenarse desde cachorro; sin embargo, Luna, con 6 años de edad y un vínculo con Daniel, demostró que no importa la edad para ser un héroe.

En sólo un año se capacitó como perrita de rescate, logró  pertenecer al equipo de Búsqueda y Rescate de la Cruz Roja de Puebla con un nivel operativo activo y de gran calidad.

 

¡Hasta siempre, Luna!

Más Noticias Nacionales

              

    

   

{loadposition date}