¿Por qué los mexicanos comemos tamales el Día de la Candelaria?

b_420_0_16777215_00_images_TAMAL2.jpg

El 6 de enero pasado los mexicanos compartieron la tradicional Rosca de Reyes y, como es costumbre, quienes sacaron los “muñequitos” darán los tamales este 2 de febrero, el Día de la Candelaría. Sin embargo, ¿cuál es el origen de la celebración y por qué comemos tamales? Aquí te explicamos.

Aunque la celebración es parte de la iglesia católica, en México se combinaron algunos ritos prehispánicos.

En este día no solo se comen tamales, sino que se presenta al Niño Dios a la Iglesia, ésto como parte de la tradición judía de mostrar a los bebés a 40 días de su nacimiento.  En la evangelización se aprovechó que en Mesoamérica se realizaban ceremonias que coincidían en febrero para presentar al Niño Jesús.

Sobre los tamales, la doctora Carmen Anzures Bolaños, especialista del INAH, explicó para el Universal que antes de la conquista se comían por el ciclo agrícola.

 

Los tamales se preparaban para hacer peticiones a los dioses. Por ejemplo: a Tláloc se le pedía la llegada de la lluvia durante la temporada de siembra y se preparaban con hierbas.

 

El maíz es, según el Popol Vuh de los Mayas, el elemento que usaron los Dioses para la creación de los hombres y darnos vida.

En la conquista se mezclaron  las tradiciones prehispánicas y católicas, dando paso a ritos con características únicas. Los tamales que ahora son una ofrenda  al Niño Dios, antes eran una también para Quetzalcóatl, Tláloc y Chalchiuhitlicue.

 

Es increíble que esta costumbre continua teniendo vigencia. Así que los que sacaron muñecos ¡A celebrar nuestra herencia indígena! y  ¡A dar los tamales!

Más Noticias Nacionales

              

    

   

{loadposition date}