Muere el poeta mexicano Darío Galicia
18 de enero del 2020

Muere el poeta mexicano Darío Galicia

b_420_0_16777215_00_images_nacional_diciembre_DARIO.jpg

El poeta mexicano Darío Galicia, cercano al movimiento infrarrealista y amigo de la adolescencia de Roberto Bolaño —quien inspiró en él al personaje de Ernesto San Epifanio de su mítica novela Los detectives salvajes— falleció anoche, a los 66 años de edad.

 

“El poeta Darío Galicia falleció anoche, me informa Mario Raúl Guzmán. ‘Un poeta menos en un mundo lleno de hijos de la chingada’, me dice. Galicia nació en 1953. Se trabaja en la edición de su libro “La ciencia de la tristeza”. Esto escribí sobre él hace unas semanas”, señaló en su cuenta de Twitter el periodista cultural Alejandro de la Garza.

La escritora Ana Clavel informó a La Razón que el poeta se encontraba internado en un hospital de la Ciudad de México. La autora lo halló con una salud deteriorada, en abril pasado.

 

“Estaba planeada la presentación de una reedición de su libro en Bellas Artes para febrero. Pero contábamos con que estaría él. Se reunieron poemas de la Ciencia de la tristeza e Historias cinematográficas, y se añadió alguno nuevo. Es la edición más íntegra de su poesía. Más el prólogo de Juan José Oliver y el epílogo de Mario Raúl Guzmán. Ediciones Sin Fin (Barcelona) y La Zorra Vuelve al Gallinero (México)”, detalló Clavel.

 

“Estaba planeada la presentación de una reedición de su libro en Bellas Artes para fines de enero. Pero contábamos con que estaría él. Se reunieron poemas de la Ciencia de la tristeza e Historias cinematográficas, y se añadió alguno nuevo. Es la edición más íntegra de su poesía. Más el prólogo de Juan José Oliver y el epílogo de Mario Raúl Guzmán. Ediciones Sin Fin (Barcelona) y La Zorra Vuelve al Gallinero (México)”, señaló.

 

Desde hace una década, Darío se presumía desaparecido hasta que la Clavel, junto con el editor Mario Raúl Guzmán y el infra Luis Antonio Gómez, lo halló el pasado 6 de abril en San Andrés Tetepilco, Iztapalapa, en condiciones de vulnerabilidad y con una salud muy deteriorada.

 

“Lo conocí en los 80 en la facultad, ya con las secuelas visibles de su operación; él ejemplifica la figura muy vulnerada del poeta marginal, que no todos los destinos poéticos son dorados y afamados, y el hecho mismo de que su libro se llame La ciencia de la tristeza habla de los laberintos y purgatorios en la que una parte de ellos caen”

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo o WhatsApp

Ver Nuestras Políticas de Privacidad y Términos de uso
Puedes desuscribirte en cualquier momento.

{loadposition date}