Indignación en Rumania por asesinato de adolescente secuestrada
12 de noviembre del 2019

Indignación en Rumania por asesinato de adolescente secuestrada

b_420_0_16777215_00_images_internacional_ADOLECENTE.jpg
Tardanza de la Policía en atender los llamados de auxilio de una joven secuestrada, que finalmente murió, indignan a la población
La muerte de una adolescente de 15 años, secuestrada y violada por un sospechoso de 64 años en Rumania y la tardanza de la Policía en reaccionar a las llamadas de auxilio de la víctima han provocado indignación ciudadana y han generado una verdadera crisis política al más alto nivel.
 
La justicia rumana abrió este miércoles una investigación contra el fiscal que retrasó la entrada de la Policía en la casa donde había sido retenida la menor de 15 años violada y asesinada la semana pasada en el sur de Rumania, informó la Inspección Judicial de este país.
 
Según las informaciones que han trascendido, el fiscal Cristian Ovidiu Popescu podría haber cometido una “negligencia grave” al aplicar la ley con excesivo garantismo y no permitir que los agentes ingresaran en la vivienda antes de las seis de la mañana.
El fiscal podría haber violado asimismo una de las disposiciones de la Constitución, que contempla como excepción a los principios de inviolabilidad del domicilio aquellos casos en que “la vida, la integridad física o los bienes de una persona” están en peligro, señala la Inspección en un comunicado.
La menor asesinada fue secuestrada el miércoles pasado mientras hacía autoestop, y pidió auxilio el jueves al mediodía hasta en cinco ocasiones a través del teléfono de emergencias 112.
 
La falta de reacción de la Policía, que tardó 19 horas en irrumpir en la vivienda desde la que se hicieron las llamadas, han provocado indignación y demandas de dimisión al Gobierno, además de precipitar la dimisión el martes del ministro del Interior.
 
La Policía trató a la adolescente con incredulidad
Las grabaciones de las llamadas publicadas muestran cómo la Policía trató a la adolescente con incredulidad y displicencia.
 
Además de las órdenes del fiscal investigado, problemas de coordinación y de falta de capacidad para utilizar la tecnología a su disposición hicieron que los agentes no entraran en la casa hasta el viernes por la mañana.
Las fuerzas del orden detuvieron en la vivienda de la ciudad de Caracal a un mecánico de 66 años de edad que confesó poco después haber asesinado a la menor y a otra joven de 18 años desaparecida en abril en la misma zona del sur del país.
La Policía también relaciona al sospechoso con la muerte de una joven de 17 años que fue violada y decapitada en 2015 en la ciudad de Craiova, cerca de Caracal.
 
Cuando entraron a la vivienda, los agentes encontraron objetos personales de la adolescente, además de ceniza y huesos calcinados cuya identidad aún no ha sido confirmada.
En una rueda de prensa celebrada hoy, la autoridad a cargo de la investigación resaltó que aún no hay ninguna prueba material definitiva de que las dos adolescentes estén muertas.
 
La Policía busca restos humanos en las inmediaciones de la casa y en los lagos y ríos de Caracal.
 
En relación a la víctima de 15 años, el acusado ha dicho que la lanzó al río Olt, y después dijo que la lanzó al Danubio”, señaló el fiscal jefe de la unidad contra el crimen organizado y el terrorismo del Ministerio de Justicia, Felix Banila.
 
El fiscal pidió que no se confíe ciegamente en la confesión del supuesto asesino, acusado de violación, asesinato y tráfico de menores y está siendo sometido a exámenes psiquiátricos.
 
 

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo o WhatsApp

Ver Nuestras Políticas de Privacidad y Términos de uso
Puedes desuscribirte en cualquier momento.

{loadposition date}