Cuando tu conexión sexual es más fuerte que tu autoestima
18 de noviembre del 2019

PUNTO DE VISTA

Cuando tu conexión sexual es más fuerte que tu autoestima

b_420_0_16777215_00_images_punto-de-vista_COLUMNISTAS-Almadelia-carrillo.jpg
Una relación de pareja toxica se da mayormente en personas que no saben estar solas, y piensan que es mejor estar mal acompañado que solas; estas necesitan constantemente manifestaciones de afecto, lo que hace que “tengan” que aguantar malos tratos; donde su conexión sexual es más fuerte que su autoestima, llegando a pasar desapercibido todo si reciben atenciones y mimos en las relaciones sexuales supliendo con ello sus carencias afectivas.
Cuando la toxicidad se presenta en la alcoba hace que se soporten abusos, infidelidades, vejaciones e incluso violencia sexual; poco a poco va ganado terreno hasta que se ven atrapados en relaciones sexuales toxicas. La baja autoestima, el miedo, la violencia familiar e incluso la inseguridad pueden hacer que caigas en una relación en la que solo hay sexo, no hay salidas de convivencia, comida con la familia o fiestas con los amigos, pues las parejas tóxicas se enfocan únicamente en tener sexo en cada oportunidad que tengan y donde mayormente es la mujer quien “la padece”. La queja más común que suelo escuchar en mis pacientes es la de dar sexo oral, sin que haya reciprocidad.
Una señal inequívoca de una relación sexual toxica para la mujer es que generalmente los orgasmos son fingidos y no precisamente por la poca habilidad sexual del otro, sino más bien por la falta de conexión entre ambos, y porque en esa relación impera el egoísmo, la falta de respeto a los sentimientos, las emociones y necesidades del otro.
Se va normalizando ese estilo de vida en pareja, se empiezan a aceptar y a soportar abusos y se estancan en una pareja egoísta que se hace daño afectivamente; entre los remordimientos y la culpa viven relaciones violentas, mayormente con infidelidad. Por lo que, al fracturarse cada día más, se va abandonando el vínculo afectivo con la pareja, mermando la seguridad en uno o en ambos.
El problema de mantener una relación sexual toxica es que entre más tiempo se esté en ella. más difícil les será dejarla porque se llega al punto de normalizarlo, aceptando la degradación, permitiendo que les haga sentir como un objeto, cayendo en peleas afrodisíacas; llegar a necesitar de golpes para una buena sesión de sexo. Con el paso del tiempo, terminarán aburriéndose y hasta lastimándose. El patrón de la mayoría de las peleas afrodisiacas es que con ellas el sexo de reconciliación es sorprendente.
Estar en una relación tóxica, es estar en una relación de pareja donde una o ambas partes sufren, más de lo que gozan. Ambos se ven sometidos a un desgaste emocional con el objetivo de convencerse a ellos mismos de que pueden salvar esa relación y eso hace que caigan más en el abismo de la inseguridad y el autoengaño.
Tienes que tener claro es que el amor no es malestar, ni dependencia, ni miedo; es libertad y satisfacción. Sino sientes eso entonces no es amor.
Si te identificas en una relación donde tu conexión sexual es más fuerte que tu autoestima y que no puedes salir de ese patrón, recurre a la ayuda psicológica para que puedas gozar de relaciones afectivas sanas.
 
Red Social Face Alma Delia Life Coach Zona Baraka
Twitter: AlmaDeliaC | Nombre de la columna; El Alma del Sexo
 

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo o WhatsApp

Ver Nuestras Políticas de Privacidad y Términos de uso
Puedes desuscribirte en cualquier momento.

{loadposition date}