20 de julio del 2019

Martes negro en el gobierno de AMLO

b_420_0_16777215_00_images_punto-de-vista_5c795d04-fc2c-462e-94a3-b8ff74226d14.jpg
“La sacudida que generó la dimisión de Carlos Urzúa, fue considerada por muchos un martes negro para el gobierno del originario de Macuspana, pero para la gran mayoría una preocupación e incertidumbre de incalculables proporciones por la manera en que se está conduciendo la política económica del país”
 
Testigo fiel, por: Jesús Torres
 
La renuncia a la Secretaría de Hacienda de Carlos Urzúa provocó una turbulencia no sólo al interior del gabinete del presidente, Andrés Manuel López Obrador, sino hacia afuera, que es lo más preocupante, pues en estos momentos el país atraviesa por una incertidumbre económica que tiene a más de uno preocupados.
 
Y es que la de Urzúa no fue una salida aterciopelada como se hubiera esperado, en su carta que hizo pública dejó ver la errática política que en materia económica lleva a cabo López Obrador desde que inició su gobierno.
El texto de la misiva donde alude existieron muchas discrepancias en el tema económico con AMLO, en algunas de ellas porque se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento, provocó una reacción en cadena en el sector financiero, particularmente en la  Bolsa Mexicana de Valores que retrocedió 0.86%  y el peso mexicano que perdió 30 centavos frente al dólar al venderse en ventanillas a 19.55 pesos.
Pero además, lo dicho por el ex funcionario caló hondo en el sector privado al ventilar que existe imposición de funcionarios que no tienen  conocimiento de la Hacienda Pública, motivado por personajes influyentes del actual gobierno con patente conflicto de intereses.
De ahí la preocupación del presiente nacional de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, quien demandó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador mayor certidumbre y rumbo al país, pero sobre todo que se investigue lo dicho por el ex secretario de Hacienda sobre la imposición de funcionarios y posibles actos de corrupción al interior del gobierno.
La sacudida que generó la dimisión al cargo de Carlos Urzúa, fue considerada por muchos un martes negro para el gobierno del originario de Macuspana, pero para la gran mayoría una preocupación e incertidumbre de incalculables proporciones por la manera en que se está conduciendo la política económica del país.
Y es que para analistas financieros este tipo anuncios sorpresivos en el gobierno federal inhiben la inversión y reducen el potencial de crecimiento económico de México, y lo que es más grave, que la contracción de la economía podría extenderse los próximos meses si no hay claridad en las acciones que implementará el gobierno de Obrador.  Hay que decirlo además, no es el primer funcionario que deja la administración federal; con el ex secretario de Hacienda suman ya 13 ex servidores públicos del gabinete de AMLO  que han renunciado al cargo en siete meses de gobierno.
 
 

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo o WhatsApp

Ver Nuestras Políticas de Privacidad y Términos de uso
Puedes desuscribirte en cualquier momento.

{loadposition date}