El sexo en tiempos del Coronavirus.

b_420_0_16777215_00_images_punto-de-vista_octubre_ALMA_DELIA_CARRILLO.jpg

Las condiciones de hoy, donde hay que guardar distancia social llevara a muchos claro está si se lo permiten a reconectar con las necesidades afectivas de su pareja, algo así como el sexo en tiempos de reciclaje. 

Vivir en cuarentena es un reto formidable. Hoy la obligatoriedad de salvaguardad la salud y con ello la vida está llevando a muchas personas a convivir sino las 24 horas del día, si más de lo acostumbrado y más aun a descubrir quién es el otro/a con quien está casado, porque no es lo mismo unas vacaciones donde el panorama de la pareja/familia es otro a estar en una condición de confinamiento retante, donde el sexo puede ser a la carta y a cambio solo hay una relación de camaradería, y que el auto placer puede convertirse en la forma más saludable de dar rienda suelta a las pasiones durante el tiempo dure el confinamiento. En cambio, otras parejas se han estado preparando para aprovechar la cuarentena y ser así más creativos en su intimidad y en su vida sexual.

 

Es sabido que la respuesta sexual de la mujer se halla mucho más influida por aspectos psicológicos que sexuales y que el hombre se excita con poca cosa. La mujer, en cambio, necesita más alicientes. Lo más frecuente es que dé mucha importancia a los componentes psicológicos no sexuales que intervienen en la relación.

 

Gabriel García Márquez dejó una lección magistral sobre la espera en 'El amor en los tiempos del cólera'. Su protagonista esperó hasta "cincuenta y tres años, siete meses y once días con sus noches". Y la espera fue compensada, pero eran otros tiempos, hoy la espera puede ser el mientras tanto aplicando la prudencia, la misma que ahora es distancia y ya no es sugerencia, sino orden elevada a decreto que lleva a muchos a reciclar su vida sexual

 

También hay quienes se han quedado separados de sus parejas, pudiendo así afrontar esta crisis como una oportunidad, ya que podrán experimentar y explorar nuevas herramientas para conectar y salir de su zona de confort. ¿Por qué negarles una oportunidad? Si el teletrabajo funciona, ¿por qué no iba a hacerlo el telesexo? Poder aprovechar el momento para fomentar la creatividad erótica y crear historias, escenas y contextos que prendan la mecha por ellos, la realidad es que no hay nada más sugerentes como una voz sexi bien entonada, ni nada más excitantes que el susurro adecuado en el momento justo. Una de las grandes ventajas del sexo por teléfono es que procesamos el sonido con la imaginación, y que recrea para una imagen tan viva como la mejor fotografía erótica.

 

Integrarlo como parte de una nueva comunicación erótica que puede hacerse de forma conjunta ya sea en el mismo hogar o desde distintas ciudades. Aprender a sentir el cuerpo del otro sin la penetración, a través de una manera de comunicarse distinta, de caricias sin piel con piel, con las palabras al oído con candencia, pero sin el contacto físico - En ocasiones el hecho de eliminar el coito es precisamente una forma de reavivar el deseo. 

 

Es una realidad que las condiciones actuales nos obliga a aprender una nueva manera de RELACIONARNOS. Lo que si hay que dejar claro es que lo que sea que hagas en tu vida personal es asunto tuyo, pero quizás este no sea un buen momento para tener aventuras fuera y llevarlo todo a casa. La mejor pareja sexual, es con quien se convive dentro de un mismo hogar.

 

No olvidemos que independientemente del caos que se puede vivir, la pareja llega a ser un gran aliciente en los momentos de soledad.

 

              

    

   

{loadposition date}