El destino del nuevo PRI
20 de enero del 2020

El destino del nuevo PRI

b_420_0_16777215_00_images_punto-de-vista_COLUMNISTAS-Fernando-Valdes.jpg

La semana pasada se renovó formalmente la dirigencia estatal del PRI, en medio de una de sus peores crisis (si no, la peor) que haya enfrentado este partido en toda su historia. De todos es sabido que el tricolor es el culpable de todos sus males y que hoy, contrario a lo que la lógica indica, sigue sufriendo por las mismas causas.

La llegada de Dagoberto Lara está llena de los peores vicios que el PRI ha sufrido y el ganadero es hoy producto de lo mismo. El alejamiento de la sociedad y de sus propias bases, que desde hace muchos años ha mantenido el Revolucionario Institucional, es el mismo que hoy se hace presente en ese partido.

No hubo consensos ni con las diferentes corrientes que conviven en el tricolor ni con las bases, no se hizo política y se recurrió al viejo método de la imposición. La línea fue enviada desde el propio comité nacional, que coincidentemente está presidido por un personaje producto del mismo método.

Lara no es ni con mucho un líder de las características que requeriría hoy en día el único partido capaz de competirle a Morena en Tabasco. Se le percibe dócil, inexperto y vulnerable ante cuadros priistas, hoy alejados de su dirigencia, que tienen en su hoja de servicio toda la experiencia para operar perversamente en contra de su dirigente formal.

Los priistas inconformes, acostumbrados en su mayoría a alinearse ante las decisiones de un jefe, hoy, con la ausencia de esta figura, no sienten que deben respetar a alguien y se irán por la libre, sin que su presidente logre meterlos al redil, en detrimento de lo que debería ser la unidad del partido.

Dagoberto tendrá que remar con un partido en el que muchos de sus cuadros que ocuparon posiciones importantes, ya están en trabajando para la cuatroté y los que quedan, están inconformes con su designación. Le tocará trabajar con lo que queda, que no es mucho y apoyarse en la madurez que ha empezado a demostrar ya, la Secretaria General, Katia Ornelas. 

Ante ese escenario, poco o nada le espera al PRI en Tabasco, para el proceso del 2021. Quizá le toque en el futuro inmediato, jugar el papel de comparsa del partido oficial, como ya se los ha vaticinado y que le tocó jugar durante el Nuñiato, con un silencio que tiene tufo a complicidad. Qué lástima para un instituto que fue, en algún momento, el más importante de México…

 

Antes de bajarnos del caballito…

 

Desempolvado, Chicho Oropeza es el nuevo notario con cargo público en el gobierno. Su llegada a Movilidad indica que deberá pensarlo dos veces si alguien se quiere enfrentar legalmente al secretario. Ya saben cómo se las gasta en esa materia…

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 @Fer_valdesleyva

 

 

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo o WhatsApp

Ver Nuestras Políticas de Privacidad y Términos de uso
Puedes desuscribirte en cualquier momento.

{loadposition date}