Se acelera COVID-19

b_420_0_16777215_00_images_punto-de-vista_octubre_Oscar_Sosa.jpg

Más de 300 mil casos de contagio del COVID-19 han sido señalados.

La pandemia se acelera, ocasionando más contagios, más muertes, pero si guardamos la cuarentena nos permitirá modificar la trayectoria, y bajar la intensidad de contagio.

 

En México sigue aumentando los casos de COVID-19, de acuerdo a la Secretaría de Salud los casos confirmados por coronavirus aumentaron en las más recientes 24 horas, la cifra de contagiados es de arriba de 316, lo que equivale a más del 26 por ciento.

En cuanto al número de sospechosos, los casos siguen incrementando, los reportes del fin de semana eran de 697, después el conteo acumulaba más de 793.

 

Los estados con mayor número de contagio y sospechosos, ciudad de México; Jalisco; Nuevo León; Estado de México; Yucatán; y Puebla. Mientras que los estados con menor número de contagios y sospechosos, Nayarit; Chiapas; Colima; Morelos. Los estados restantes no llegan a número altos de contagios, pero ya tienen arriba de 10 sospechosos, y 5 contagios.

 

Desde que la secretaría de Salud federal comenzó a confirmar los primeros casos de coronavirus en México, en los siguientes meses, el país atravesaría tres escenarios distintos, según el avance y la propagación de la pandemia. 

 

El primer escenario, el inicial y el más leve de todos. Lo llamaron “de importación”, y para indignación y desconcierto de muchos, es la etapa en la que nos encontramos todavía, según autoridades sanitarias.

 

Los pacientes que dieron positivo a la prueba del COVID-19 en México, se contagiaron en países extranjeros, o son familiares, amigos, compañeros de trabajo, o contactos directos de personas que contrajeron el virus fuera de México.

 

Segunda etapa, los contagios no se producen en el extranjero, el virus se propaga dentro del territorio nacional, y la dispersión ha llegado a tal punto que es imposible detectar el foco de transmisión, no se puede identificar qué persona contagió a quién. En este segundo nivel, llamado “Dispersión comunitaria”, se reportan cientos de casos. Se recomienda el cierre de escuelas y universidades, y suspensión de trabajo. 

 

Si ya se determinó suspensión de actividades, es porque ya nos encontramos en fase dos, entonces, por qué el gobierno federal no quiere aceptar que estamos en esta fase y nos quieren seguir manteniendo en fase uno. Incongruencia. 

 

A pesar de las brutales recomendaciones del presidente, algunos gobernadores se adelantaron y comenzaron a aplicar restricciones en la fase dos. Tal es el caso del gobernador Adán Augusto López Hernández, quien decidió tomar medidas como la cancelación de eventos masivos y la suspensión de actividades escolares y no esenciales de gobierno. 

 

El Tribunal Superior de Justicia suspendió labores, desde el viernes pasado, resguardando la integridad de todos sus trabajadores. 

 

En cambio, el Congreso del Estado, comandando por Morena, tomó medidas a medias, haciendo caso omiso de la declaratoria del Gobernador. Y siguen con las sesiones privadas, con más de 70 personas en el pleno. Incongruencia. 

 

              

    

   

{loadposition date}