¡Detengamos el coronavirus!

b_420_0_16777215_00_images_punto-de-vista_octubre_Jesus_Torres.jpg

Desde finales de febrero que se detectó el primer caso de coronavirus en México, hasta ayer, autoridades de Salud decretaron que nuestro país se encuentra en la segunda fase de esta pandemia que ya ha cobrado la vida a cuatro personas y mantiene infectadas a más de trescientas. 

En esta semana y la que sigue serán fundamentales para contener el contagio si la población hace caso a mantenerse aislado o en casa como se ha pedido.

 

Esto se debe a que los primeros casos de infectados que importaron el virus, por encontrarse en países de Europa y Estados Unidos, principalmente, tuvieron contactos con otras personas cuando llegaron a nuestro país. 

 

Y como el virus tarda entre cinco y doce días en manifestarse, en ese lapso de tiempo propagaron la enfermedad a cuántos se les atravesaban en su camino.

 

Y esos son los que ahora infectarán a otros, lo que se le conoce como 'transmisión comunitaria' según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Pero eso no es todo, hay una tercera fase de esta pandemia cuando los casos positivos comienzan a contarse por miles, como ya ocurre lamentablemente en España e Italia. 

 

Por eso a partir de estos días usted verá en las calles el patrullaje de elementos de Seguridad Pública e incluso de la Guardia Nacional conminando a la gente a que se resguarde en sus casas, sobre todo a niños, ancianos y mujeres embarazadas.  

 

Por eso la cancelación de eventos públicos o reuniones donde se congreguen más de 100 personas, el receso de clases en las escuelas, cierre de bares, cines, cafés, la suspensión temporal de actividades laborales que involucren la movilización de personas en todos los sectores de la sociedad. 

 

Pasar o no a la tercera fase de esta pandemia depende en gran medida de la población, es mejor quedarse en casa que poner en riesgo la salud de nuestras familias. 

 

Sólo de esta manera -no hay otra-  podremos hacer frente a un virus que actualmente ha cobrado la vida a 18 mil 500 personas en el mundo y ha infectado a más de 414 mil en 185 países, entre estos, México. 

 

¡Quedémonos en casa, es por nuestra salud y la de todos!

 

              

    

   

{loadposition date}