Entre coludos y rabones

Por: Etiquetas:

8 febrero 2019 139

PARA PLATICAR EN EL BAR. Los periodistas de la vieja guardia que vivimos la agonía de un oficio que se extingue, no somos los más indicados para manifestarnos a favor o en contra de las decisiones que tienen que ver con el reparto del presupuesto. Sin embargo, por convicción, estoy de acuerdo en que se rebajen los aguinaldos a la burocracia como lo plantea el gobernador Adán Augusto López Hernández, de 85 a 45 días, con una ligera pero significativa anotación al calce: que se aplique a todos los burócratas en general, sean chicos o grandes, sean de confianza o de base, para que no haya aquello de que hay empleados de primera, de segunda y de tercera, piso parejo para todos como lo ordena la ley, esa que dice a trabajo igual, salario igual que debería ser: a trabajo igual, ingreso igual. Pordiositosanto.

BOTANA DE DURITOS. Los sindicatos hacen la diferencia, la política hace la diferencia, y la propia ley federal hace la diferencia, unos trabajadores son del apartado A, que trabajan en la IP y otros del apartado B, burócratas a secas. En la B están los de base con derechos y prestaciones incluso fuera de la ley; los de confianza, de dos tipos, los funcionarios que ganan bien con bono de marcha incluido, y los de bajo nivel que viven en la incertidumbre cada sexenio o trienio, y los más jodidos, los de contrato, que no tienen derecho a nada, donde también hay dos clases, los que reciben jugosos ingresos y los que están jodidísimos.

POR MIENTRAS, SIRVAN LA OTRA. El gobernador está haciendo una limpia en todas las dependencias estatales de acuerdo al plan de austeridad republicana previsto por el gobierno federal. Desde el momento en que el presidente Obrador anunció que serían despedidos 70 por ciento de los trabajadores de confianza y por contrato y los únicos que mantendrían su empleo (fueran necesarios o no) serían los de base, el cielo se nubló para miles de familias en todo el país, y en Tabasco, el estado más golpeado por el desempleo, el impacto ha sido brutal. Si en el presupuesto 2019 están previstos los aguinaldos de 85 días, este recorte sería hasta 2020, pero no es seguro, pues esta prestación se otorga previo decreto. Prevenidos.

LA CAMINERA. Con licencia por motivos de salud, Evaristo Hernández Cruz estará ausente del ayuntamiento de Centro por 30 días, regresará hasta el 9 de marzo. Su lugar lo ocupa la empresaria hotelera, Gilda Díaz Rodríguez, hija del inolvidable Tío Beto, don Roberto Díaz Mérito. Quedó en buenas manos el ayuntamiento, no hay de qué preocuparse, además con Madians de los Santos Chacón en la secretaría y Ramón Rodríguez Totosaus en la particular, todo debe marchar. Ayer al mediodía Evaristo fue intervenido quirúrgicamente. Le deseo pronto restablecimiento. Sea por Dios.

 

LA POSTA (070219) AHORA TABASCO

 

Juan José Sánchez Gálvez

laposta_1@hotmail.com

 


Deja un comentario