Nadie debe fallar, no es solo AMLO

Por: Etiquetas:

3 diciembre 2018 96

Cuando Andrés Manuel López Obrador realizaba el Éxodo por la Democracia a finales de 1991, sentado en la plaza pública de Acayucan platicaba con este reportero diciendo que iba a llegar a México, porque estaba decidido a limpiar la elección de ese año, reclamando triunfos para el PRD en varias alcaldías; decía en forma insistente su interés por limpiar las elecciones, lamentando los fraudes para ganar a la mala en aquel entonces el PRI.

Cincuenta días después de haber salido de Villahermosa, cargado de esperanzas, Andrés Manuel entró triunfal a la Cd de México el sábado 11 de enero de 1992, tomando la Calzada de Zaragoza hasta llegar al zòcalo, al día siguiente, ya muy entrada la noche se firmaba minuta de acuerdo en la Dirección de Gobernación, donde se nombraba Concejo Municipal en Cárdenas para el PRD, al igual que en Macuspana y Nacajuca.

Entre los acompañantes de AMLO estaba Alberto Pérez Mendoza, quien salía constantemente de las oficinas donde estaba la reunión para pedirle paciencia a la prensa que aguardaba afuera noticias; cuando por fin se destraba el conflicto, todo era alegría y felicidad, era también el inicio de su lucha que hoy lo tiene ya en la Presidencia de la República.

Muchas historias han pasado en torno a la figura de Andrés Manuel, también muchas elecciones, muchas las perdió, siempre acusó que fue con fraude, como la de 1994 en la entidad, al igual que la del 2006 por la Presidencia; ha pasado del PRI al Frente Democrático Nacional, al PRD hasta llegar a Morena, logrando la consolidación del proyecto de Nación. Ha demostrado que nunca se rindió, nadie pudo doblegarlo y el que persevera alcanza.

Ya es Presidente de México, orgullosamente tabasqueño, se tiene confianza de que le va a ir bien a Tabasco, su tierra y su agua merecen salir del atraso económico, político y social que curiosamente ya estaba sumido, desde aquella ocasión cuando emprendió el Éxodo por la Democracia. Lo ha reconocido, no tiene derecho a fallar, así lo hizo cuando decidió salir a caminar de Villahermosa al DF.

Pero también la población no le debe fallar a Andrés Manuel, esto es de ida y vuelta. México y Tabasco no depende de la voluntad de una sola persona, del gobernante en turno; es tiempo de sumar entre todos, porque si es un orgullo tener Presidente tabasqueño, entonces no hay que dejarlo solo.

Andrés Manuel nunca estuvo solo cuando salió en el Éxodo por la Democracia, tampoco lo dejaron solo en las urnas, ahora menos que nunca con su llegada a la Presidencia; si bien es cierto, él no tiene permitido fallar, la población tampoco debe fallarle, dejando atrás filias y fobias.

AGENDA POLÍTICA                

Jorge Jesús de la Cruz


Deja un comentario