Imagen de contraste

Por: Etiquetas:

9 agosto 2018 216

Hace algunos días escribí que al día de hoy todos somos AMLO, mencionaba el poderoso fenómeno de permeabilidad que tiene la imagen otorgando atributos positivos y negativos de un individuo a otro, por el hecho de estar relacionados.

Este principio sociológico conocido como “el principio de asociación” lo utilizan las empresas al vincular sus marcas con artistas, deportistas y otras celebridades.

Aunado a la columna que pudieron disfrutar hace algunas semanas, en mis redes sociales, publiqué que los tabasqueños estábamos ante una gran oportunidad de imagen pública al tener tres representantes de nuestro estado que están visibles a nivel mundial: El hoy presidente electo Andrés Manuel López Obrador, el extremo izquierdo americanista Diego Lainez y el seleccionado nacional Jesús Gallardo.

Podríamos decir que ser tabasqueño está de moda y que estos personajes le están dando un lavado de cara a la maltrecha reputación de nuestra ciudadanía. Poco nos duró el gusto.

El día de ayer se realizaron actos de rapiña (como es común) al volcarse un camión que, por suerte, transportaba uvas en la carretera Cárdenas – Villahermosa; y digo por suerte por que la vez pasada se trató de ganado y las imágenes surrealistas de personas cargando “trozos” de carne a través de la carretera dejarían a los aficionados al cine de George Romero estupefactos.

Ojalá todos entendiésemos que la imagen de nuestro estado la formamos cada uno de los ciudadanos; que la imagen vive en la mente de las demás personas y se convierte en nuestra realidad; y que conforme a esa realidad van a identificarnos y decidir a favor o en contra de cualquier cosa que propongamos.

Pongamos nuestro granito de arena para hacer que Tabasco tenga una excelente imagen pública, porque de esa forma nos va a ir bien y tendremos más.

Imagen 101

Roy Herrera

 


Deja un comentario