EL TIOVIVO – Obligados en Morena a cumplirle a la sociedad

Por: Etiquetas:

5 julio 2018 512

Pasada la jornada electoral y su subsecuente celebración, los mexicanos debemos empezar a trabajar en la edificación de una sociedad que entienda realmente que fue lo que pasó el pasado domingo 1 de julio.

El tsunami que finalmente sí fue Morena, en contra de los análisis y pronósticos de muchos, deberá con un profundo sentido nacionalista, asumir el papel que el pueblo le confirió; debe ser lo suficientemente maduro para no embriagarse de poder y lo necesariamente prudente para no caer en las tentaciones que implica el ser prácticamente partido único.

Morena es el partido político que con menos tiempo de haber sido fundado, alcanzó la presidencia de la República, mayoría en el Congreso de la Unión y en los gobiernos de los estados en los que hubo elecciones. Arrasó también con diputaciones locales y alcaldías.

El mayor valor que tienen se llama Andrés Manuel López Obrador, quien se convirtió en el fenómeno de una sociedad ávida de nuevos líderes. Pero, ahora sí, está fue la última vez que AMLO estuvo en una boleta y no podrá ya, echarse al hombro a candidatos sin trayectoria propia, sin propuesta y sin capacidad.

En tres años se vivirán de nuevo elecciones en México. Hoy tienen el apoyo, la confianza y la solidaridad de la mayoría de los electores en el país, pero eso no significa que sea un cheque en blanco. Los dirigentes y cuadros de Morena, tienen la obligación de no traicionar la principal oferta de Andrés Manuel, de combatir la corrupción y ser además lo suficientemente capaces para dar resultados positivos a la gente que los eligió.

Morena tiene todo para reeditar una versión eficiente de partido en el poder. Algo que el PAN nunca entendió y que el PRI perdió cuando le abrió la puerta a quienes usurparon sin merecerlo, la herencia que hace ya 100 años les dejaron los auténticos revolucionarios.

El partido ganador está obligado a respetar el rumbo trazado por su creador y máximo líder y a sumar solamente a aquellos que entiendan que los cambios son de verdad y no simplemente un discurso de campaña. Ahora sí, se trata de cambiar, para no seguir iguales…

Antes de bajarnos del caballito…

Las dirigencias del PRI y el PRD deberían saber que nadie va a ir corriendo a sumarse con ellos. Si su primer discurso como perdedores es el de la amenaza y la agresión, se van a quedar solos. Perdón y olvido es lo que deben de pedirle ellos a sus cuadros, militantes y simpatizantes…


Deja un comentario