¿Y el debate?

Por: Etiquetas:

12 junio 2018 189

El del pasado viernes fue más que un debate, un encuentro de candidatos en busca del mismo cargo y en el cada uno sostuvo un monólogo con un guión que la mayoría de los ciudadanos de Tabasco ya habíamos escuchado, es decir, no hubo nada nuevo ni relevante.

No podemos decir que haya sido toda la culpa de los candidatos, porque ellos plantearon una estrategia para un evento al que por ley tuvieron que asistir. Dicen los que de esto saben que el puntero es al que menos le convienen los debates, porque seguramente será el blanco de los ataques, por lo que es quien menos debe arriesgarse y jugar, según el librito de la política, a lo seguro.

En el encuentro del CIVE, vimos a un Adán Augusto tranquilo y amable (a pesar de la interrupción innecesaria de la moderadora) que fue a administrar su amplia ventaja. Adán se cuidó y sus adversarios también fueron cuidadosos con él. Salvo en el cierre de Gerardo Gaudiano, al notario le dieron ya todos, un trato de Gobernador.

López Hernández no necesitó defenderse, aclarar algo y menos cuestionar o atacar a algún oponente. No tenía caso, nadie le hizo señalamientos de nada y su propuesta de reconciliación le permite (y obliga) caminar el último tramo de la campaña con la mano tendida a quien la quiera estrechar.

Los dos candidatos con posibilidades reales de acercarse al abanderado de Morena, tenían la obligación de dar la pelea y desde sus propias estrategias, así lo hicieron.

Gina Trujillo es quizá la más preparada, pero quienes la conocen dicen que hay una gran diferencia entre la candidata en campaña y la auténtica Georgina. Su dureza -que no mano dura- su trato hacia la gente y poca empatía con la sociedad, le restan muchas posibilidades. Hizo buen papel en el debate, pero…

En tanto Gerardo Gaudiano sigue dejando mucho que desear en cada aparición en eventos de este tipo. Se le ve con poca soltura, sin el énfasis necesario y hasta temeroso. No es lo mismo una precampaña que una campaña, los más benévolos con él le vaticinan un honroso segundo lugar…

Antes de bajarnos del caballito…

El arroz, la sopa y hasta el guiso en Tabasco, según parece ya están cocidos y listos para servirse. Pero como dicen los abuelos: “La confianza mató al gato” o “Del plato a la boca…” Por eso es que aflojar el paso en estos momentos sería muy arriesgado…

Fernando Valdés

El TioVivo

fernando.valdesleyva@hotmail.com

@Fer_valdesleyva

 

 


Deja un comentario