Así viven y trabajan las ‘Cleos’ de México

“Roma”, la película de Alfonso Cuarón, es relevante no solo por la cantidad de premios que está obteniendo sino porque es un espejo en el que nos debemos ver como sociedad y remediar lo que haya que remediar.

12 febrero 2019 130

“Roma”, la película de Alfonso Cuarón, es relevante no solo por la cantidad de premios que está obteniendo sino porque es un espejo en el que nos debemos ver como sociedad y remediar lo que haya que remediar.

En este caso las condiciones en las que viven y trabajan las trabajadoras domésticas. Las “Cleos”.

“Me hubiera gustado mucho ser enfermera, pero no tuvimos la posibilidad, yo nomás terminé la primaria”, apuntó María Delfina Rojas, trabajadora del hogar.

“Yo no puedo comer antes de darle de comer a mis patrones”, dijo Ana María Díaz, trabajadora del hogar.

-¿A qué hora come usted?

“Hasta que termine yo de todo”.

En México, 2.4 millones de personas se desempeñan como trabajadores del hogar, más del 92% son mujeres.

“Solamente se ve el trabajo como ayuda y como nos dicen siempre, son parte de la familia. Esta frase tramposamente hace que esté limitado el ejercicio de nuestros derechos”, dijo Marcelina Bautista, directora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar.

Son, a decir del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), una de las poblaciones más violentadas en sus derechos y en más de un 90% discriminados.

“Las condiciones en las que trabajan son condiciones de discriminación estructural. En primer lugar, porque de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo tienen que cumplir con un horario de 12 horas. En el tipo de alimentos que se les dan, alimentos que son no los que consume el resto de la familia. Algunas de ellas también se les retiran sus papeles cuando entran a los trabajos”, señaló Alejandra Haas, presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación.

Delfina trabaja desde los nueve años de edad para apoyar a su madre y sacar adelante a sus ocho hermanos.

“Por necesidad, porque mi padre nos abandonó fuimos nueve hermanos. Iba saliendo de la escuela me iba a hacer tortillas en los cómales que antes eran de petróleo. A los 14 empecé a trabajar en casa, salí embarazada todo mi embarazo lo trabajé en casa también. Me aceptaron a mi niña la tuve en el trabajo, los patrones me regalaron una cuna para mi niña, me regalaban leche”, compartió María Delfina Rojas, trabajadora del hogar.

Tiene más de 50 años y continúa trabajando, pues como la mayoría de las trabajadoras del hogar vive al día.

“Sacrificar a la familia, no estar mucho tiempo con la familia, porque si tiene uno que sacrificar algo para trabajar. Salgo el sábado a las seis de la tarde y el domingo regreso, o sea casi no estoy”, apuntó María Delfina Rojas, trabajadora del hogar.

Más de 50% de los trabajadores del hogar tienen jornadas laborales excesivas y el 30% gana menos de un salario mínimo.

Actualmente, solo tres mil 600 de los más de 2.4 millones de trabajadores del hogar están asegurados al IMSS.

“Es nada, quiere decir que el sistema de afiliación voluntaria es un fracaso”, apuntó German Martínez, director general del IMSS.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) lanzará, en marzo, un programa piloto de afiliación de Trabajadores del Hogar para que cuenten con seguro de riesgo de trabajo, maternidad, enfermedad, fondo de retiro y prestaciones.

En un tabulador se calculará, con base en el salario, el monto de la cuota de seguridad social, una tarea que autoridades prometen, será fácil para los empleadores y en beneficio de millones de mexicanos.

“Dentro de los primeros 20 días del mes debe pagar la cuota y usted estará asegurando a esa persona durante el siguiente mes. Va a ser tan sencillo como comprar tiempo aire de un teléfono celular, compraremos tiempo IMSS. Si no hay conciencia cívica el programa piloto naufragará, tendremos que hacerlo de otra manera más agresiva, más punitiva”, dijo Germán Martínez, director general del IMSS.

La prueba piloto funcionará durante 18 meses, será entonces cuando se realice un análisis y ajustes para que la seguridad social para trabajadores del hogar, se convierta en ley.

“Es un país que va tarde en términos de la lucha de los derechos por las trabajadoras. La gente y el Estado, estamos acostumbrados a que el trabajo doméstico, el trabajo del hogar remunerado y no remunerado debe ser gratuito al final. Cuando una mujer cobra por hacer el trabajo, no se valora que ese trabajo sea valioso, cuantificable, importante”, dijo Alexandra Haas, presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación.

La seguridad social será para los trabajadores y sus familias, sin importar si trabajan de planta en casa o en el modelo, entrada por salida.


Deja un comentario