Multan a Uber, Easy Taxi y Cabify por publicidad engañosa y cláusulas abusivas

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) impuso este miércoles sanciones por cerca de 6.5 millones de pesos a las empresas internacionales de transporte privado Uber, Easy Taxi y Cabify por supuestas “cláusulas abusivas y publicidad engañosa”. Profeco sancionó a Uber con casi 4 millones de pesos, a Easy Taxi con 1.8 millones y a Cabify con 700 mil pesos. Las […]

11 julio 2018 131

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) impuso este miércoles sanciones por cerca de 6.5 millones de pesos a las empresas internacionales de transporte privado Uber, Easy Taxi y Cabify por supuestas “cláusulas abusivas y publicidad engañosa”.

Profeco sancionó a Uber con casi 4 millones de pesos, a Easy Taxi con 1.8 millones y a Cabify con 700 mil pesos. Las empresas ya fueron notificadas y aún pueden impugnar, se informó en un comunicado.

Las afectaciones mencionadas derivan de la aplicación de un contrato de adhesión que contiene prestaciones desproporcionadas, inequitativas y abusivas en perjuicio de los consumidores; aunado a la difusión de publicidad engañosa”, explicó la Profeco.

Uber y Cabify, en la mira del Senado

Agregó que Uber viola la ley al no señalar un domicilio, teléfono y demás medios de contacto en el país para aclaraciones o reclamos por la aplicación de cobros de servicios adicionales sin la autorización expresa del consumidor.

Profeco aclaró que, como resultado del procedimiento iniciado contra Uber, la empresa estadounidense modificó la publicidad que contravenía la legislación de protección al consumidor.

Ningún representante de las tres empresas sancionadas estuvo inmediatamente disponible para ofrecer comentarios.

Respecto a la brasileña Easy Taxi, Profeco dijo que no se hace responsable por daños o perjuicios que pudieran ser ocasionados por el mal uso de la información de sus equipos y del usuario en caso de que algún tercero vulnere la seguridad e ilícitamente utilice su información, así como por la aplicación de prácticas coercitivas o desleales.

La empresa española Cabify, en tanto, establece de manera unilateral que las tarifas cobradas no serán reembolsadas y no define claramente qué criterios utilizará para establecer los costos del servicio en los periodos de mayor demanda, pues se limita a decir que será “mayor y variable”.


Deja un comentario