Detienen a presunto atacante de mezquitas en Nueva Zelanda

Se trata de Brenton Tarrant, quien compareció ante un Tribunal de Christchurch

15 marzo 2019 110

Brenton Tarrant, el presunto autor de los ataques terroristas perpetrados este viernes en dos mezquitas de Nueva Zelanda, compareció ante un Tribunal de Christchurch, por el asesinato de al menos 49 personas.

Permanecerá en prisión hasta su próxima comparecencia, fijada para el cinco de abril.

La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, confirmó que fueron detenidas otras dos personas relacionadas con la masacre.

La gobernante alertó sobre la necesidad de cambiar la legislación sobre portación de armas en el país.

 

Me informaron que el autor principal había utilizado 5 armas, dos de ellas eran semiautomáticas y 2 escopetas. El delincuente estaba en posesión de una licencia de armas que fue adquirida en noviembre de 2017”, indicó Jacinda Ardern.

Testigos declararon que el atacante, de origen australiano, entró armado en la mezquita Al Noor, en Christchurch y disparó indiscriminadamente contra los musulmanes reunidos para la oración.

  • Allí mató a 41 personas, mientras transmitía su ataque en vivo, a través de redes sociales, ya que portaba una cámara pegada al cuerpo.

Se presume que minutos después asesinó a otras siete personas en la mezquita de Linwood, a unos cinco kilómetros de la primera, aunque no se ha confirmado si la persona que disparó en la segunda mezquita era la misma de la primera.

Una de las víctimas pereció en el hospital, mientras era atendida.

Las autoridades australianas consideran a Brenton Tarrant un ultraderechista e islamófobo.

El atacante había publicado en Twitter un manifiesto en el que mencionaba una presunta “venganza” contra invasores extranjeros en Europa.

En Nueva Zelanda, hubo jornadas de oración por las víctimas.

 

Son personas que están equivocadas, son cobardes, son personas que eligen uno de los países más pacíficos para tratar de hacer esto, solo para crear un caos”, dijo un habitante de Nueva Zelanda.

 

La única manera en que las comunidades pueden responder a la voz del odio es unirse en amor, compasión y bondad”, indicó Lianne Dalziel, alcalde de Christchurch.


Deja un comentario