A todo esto, ¿qué significa ‘huachicolero’?

Estos días hemos escuchado mucho esta palabra, pero su origen es MUY antiguo.

10 enero 2019 224

La palabra huachicol, que estos días hemos escuchado tanto en las noticias por su relación con el combustible, tiene su origen en el latín. De acuerdo con Arturo Ortega Morán, escritor mexicano especializado en el origen de las palabras, la raíz del sustantivo “huachicol” proviene del latín aquati que significa aguado.

En un inicio, este vocablo hacía referencia a una técnica pictórica durante el siglo XVI. Tiempo después, esta palabra llegó a Francia donde se transformó en “gouache” sin perder el significado original.

Posteriormente, el concepto de gouache -pronunciado guach– llegó a México durante el siglo XIX. Aquí aludía a la pintura diluida en agua por lo que comenzó a utilizarse la expresión “a la gouache”.

Mientras tanto, en esa época, los vendedores de alcohol se dieron cuenta de que, si rebajaban el tequila o el aguardiente y lo vendían al mismo precio de una buena bebida, sus ganancias aumentarían. Debido a esto, comenzaron a fabricar bebidas que hoy conocemos como adulteradas. Con el paso del tiempo, los encargados de realizar y vender estas sustancias recibieron el sobrenombre de “guachicoleros”.

Tiempo después, quienes comerciaban con combustibles, imitaron dicha práctica. Fue así como empezaron a diluir tanto gasolina como petróleo para venderlos a precios que no correspondían al valor del producto.

Por último, este apodo fue otorgado a aquellos que, de manera ilegal, extraían la gasolina de Petróleos Mexicanos (PEMEX) para llegar a la acepción más generalizada que conocemos actualmente.


Deja un comentario