Lo que sí y no debes comprar a meses

Este año el Buen Fin se llevará a cabo del 16 al 19 de noviembre. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los meses sin intereses (59.3% en tiendas comerciales y 42.7% en tiendas de servicio) fueron la principal forma de pago.

8 noviembre 2018 50

Este año el Buen Fin se llevará a cabo del 16 al 19 de noviembre. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los meses sin intereses (59.3% en tiendas comerciales y 42.7% en tiendas de servicio) fueron la principal forma de pago. Más allá de saber si hay o no buenas rebajas en los precios de algunos productos, lo que abundan en este tipo de ventas son los meses sin intereses. Pero no todo vale la pena comprarlo a crédito y pagarlo a un año o más. la primera regla de oro para comprar a meses es que “El periodo de vida del servicio o producto sea más largo que el tiempo que se va a pagar”.

Por ejemplo, si son unas vacaciones para Navidad a 12 meses no es viable, pues se seguirá pagando después de utilizar el servicio. Por una razón muy obvia, esto no es aconsejable “psicológicamente sientes que estás pagando algo que ya experimentaste”, comenta Domínguez. Por sentido común para adquirir a meses sin intereses es lo aconsejable es que “El servicio o producto sean más largo que el periodo que estas pagando a meses sin intereses”. Para comprar a plazos, lo mejor es adquirir activos o bienes durables como una lavadora, secadora de ropa, refrigerador, computado
ras o hasta un coche. Que la vida útil del producto sea notablemente superior al tiempo que te lleva pagar a meses”, señala el cofundador de ComparaGuru.com.

Lo aconsejable es que tiene que ser proporcional al tiempo que vaya a durar el bien. Una computadora es aconsejable adquirirla a 12 meses, pero a 48 ya no, pues la tecnología envejece muy rápido. ¿Alguna cantidad aconsejable para gastar? Al respecto, Freddy Domínguez es muy concreto “El punto más importante es saber lo que necesitas y lo que no… puede sonar muy obvio, pero hay que preguntarse si hace sentido comprarlo”. El emprendedor señala que, la segunda regla de oro, para comprar en la temporada de ofertas es: El tema de los meses sin intereses, nunca, bajo ninguna circunstancia, tus pagos de deuda deben exceder el 30% de tu ingreso mensual.”

OFERTAS QUE NO SON OFERTAS En México se acostumbra disfrazar ofertas con meses sin intereses. La forma fácil para saber si una rebaja es real, es comparar los precios. En todo caso, lo que se puede aprovechar es comprar a meses aunque el producto tenga el mismo precio de toda la vida. En esta época se puede hacer un consumo útil, sobre todo en electrónicos y línea blanca para el hogar. Es en estos departamentos donde es viable adquirir productos a muy buen precio y con pagos diferidos. La tercera regla, según Domínguez es: “El tema de los meses sin intereses no es necesariamente malo, sólo hay que saberlos utilizar”. Lo primero que debes considerar, si es que vas a participar, es cómo vas a pagar, ya que si no eres trabajador del gobierno, que son a quienes les adelantan la mitad del aguinaldo con la idea de que realicen sus compras navideñas a mejores condiciones, esta no es una opción.

REGLAS PARA COMPRAR Si tienes planeado participar en estas promociones o vas a ir “a cazar ofertas”, te recomendamos seguir esta guía sencilla y efectiva que te propone el comparador:

1 ASEGÚRATE DE QUE LOS PRODUCTOS que adquieras con tu tarjeta de crédito en el Buen Fin 2018 duren más que el tiempo que tardarás en pagarlos. Si compras a 6 o 12 meses, mejor que sea un bien duradero (TV, refrigerador, estufa, etc.).
2 NO TE ENDEUDES MÁS DEL 30% DE TUS INGRESOS, y antes de firmar considera los compromisos financieros previos, siempre pregunta ¿me alcanzará, no comprometeré de más mis ingresos?
3 SI ELIGES UN PRODUCTO CON DESCUENTO, revisa que los intereses de tu crédito no igualen el precio original.
4 DEFINE LOS PRODUCTOS QUE NECESITAS ANTES DEL BUEN FIN, ve a la tienda donde quieres comprar, anota los precios y regresa en esos días para asegurarte de que realmente sean ofertas.
5 BUSCA EL COSTO DE LOS PRODUCTOS EN TIENDAS EN LÍNEA y compáralos con los precios de tiendas físicas, en algunas ocasiones online son más económicos, pero también considera el costo del envío y las políticas de devolución por si no estás contento con tu compra.
6 NO ACEPTES UNA TARJETA DE CRÉDITO de cualquier tienda, a menos que sea un lugar donde compres de manera habitual.
7 NO COMPRES POR IMPULSO, lleva una lista de lo que necesitas y respétala, siempre ten presente tus límites, o dicho de otra manera, considera siempre si está dentro de tu presupuesto, no te ahorques.
8 SI TIENES VARIAS TARJETAS DE CRÉDITO, evalúa cuáles te dan más puntos por tus compras, en qué tiendas y durante esos días.


Deja un comentario