Un nuevo seductor de la patria

b_420_0_16777215_00_images_punto-de-vista_octubre_Pedro_Hidalgo.jpg

Muchos coincidimos en el ideal, en la esperanza y en la lucha que todos consideramos necesaria para defender a la patria, no solo de los peligros de la naturaleza o la pandemia que hoy afrontamos, sino de los males que nos hacemos unos a otros. Entiéndase los malos gobiernos, malas personas.

De ahí que, nuestra que responsabilidad como agentes de cambios, debe ser una razón irrenunciable, que podrá ser cumplida en la medida de nuestra organización como ciudadanos conscientes, además de un trabajo coordinado y colaborativo. Por eso, nuestro anhelo debe ser alto, el de luchar por un México lleno de esperanza, de justicia, y más humanista. Todos estamos llamados.

 

En días pasados, hemos visto como los diputados de MORENA, han impulsado  iniciativas para darle poderes meta - constitucionales al Presidente; como el tratar de concederle modificar el presupuesto federal a su antojo, un menosprecio a la división de poderes y una traición a la república, al igual que darle poder al ejército para que  asuma facultades de seguridad pública,  es contrario a las promesas de campaña y lleva en sí mismo el fracaso de la guardia nacional y el paso a la militarización  del País aún y cuando no lo quieran reconocer.

 

 

Enrique Serna, en su libro  “el Seductor de la patria” , reveló a través de esta novela histórica, la personalidad berrinchuda, cínica, burlona, fiera y calculadora del General Antonio López de Santa Anna, llamado también, “su alteza serenísima” ,capaz de seducir a las efímeras instituciones, ejércitos y elites políticas de la época y qué decir del pueblo. El general se puede resumir en esta frase: “Yo jamás traicioné mis convicciones, por la simple y sencilla razón de que nunca las tuve” frase tan demoledora y tan actual. 

 

López Obrador, quién, se auto asemeja a Juárez, Madero y Cárdenas, realmente los traiciona: destruye la laicidad del estado y la austeridad es mero discurso, cada que puede, vulnera la democracia, la supuesta soberanía petrolera, es una mala inversión a una empresa que está en banca rota y que va dejar peor de cómo estaban las finanzas mexicanas. En realidad, es muy similar a Santa Anna, seductor de masas, ardid de sus propios datos, da predicas espirituales y alienta a la pobreza como forma de vida, critica a la prensa internacional y la local que osan criticarlo, cancela inversiones de energía renovables y limpias de Canadá y la comunidad europea, al único que respeta sin chistar es a “trun”. —cuanto se hubiera ahorrado México en el siglo XIX si el General Antonio López de Santa Anna hubiera tenido una infancia feliz...?, seguramente mucha sangre, inestabilidad política y muy extensos territorios.

 

En la contraportada dicho ejemplar, se lee la siguiente frase “Cuando aprenderán los —mexicanitos— que si este barco se hundió no fue solo por los errores del timonel, sino por la desidia de los remeros”. Lo que sucedió en aquellos años de México, ya es historia, — dolorosamente perdimos casi la mitad del territorio mexicano. que podríamos perder ahora? —seguramente algo muy preciado para todos. La Libertad.

 

              

    

   

{loadposition date}