La nueva normalidad

La nueva normalidad

b_420_0_16777215_00_images_punto-de-vista_octubre_Jesus_Torres.jpg

Ya está más que claro que el Covid-19 llegó para quedarse como lo afirmó la Organización Mundial de la Salud (OMS) y como lo acaba de sostener el subsecretario de Salud en México, Hugo López Gatell quien declaró que nunca volveremos a la normalidad.

Es decir, tendremos que aprende a vivir con un virus y adaptarnos a un modus vivendis en el que tendremos que priorizar nuestra higiene y todas las medidas sanitarias habidas y por haber cuando socialicemos en el mundo exterior. Esa será nuestra nueva normalidad.

 

Esto es, en tanto no exista un tratamiento o vacuna que nos permita curarnos en caso de ser contagiados por el mortal virus. Así que no nos queda de otra más que rezar para que sea pronto.

 

La mala noticia es que mientras eso ocurre, seguiremos viendo más gente contagiada y lamentablemente mayores decesos porque ante esta enfermedad nadie es inmune, incluso quienes se recuperaron del padecimiento.

 

Tendremos que acostumbrarnos al confinamiento, mantener sanas distancias en caso de salir de casa, el uso de cubrebocas y extremar la higiene como el lavado de manos a cada rato. 

 

¿Qué pasará con las actividades productivas? ¿Cómo enfrentará el gobierno esta nueva normalidad que ha dejado más de medio millón de desempleados y aumentará la pobreza extrema? 

 

A la crisis económica hay que sumarle la emergencia sanitaria que vive el país con un sistema de salud colapsado por la pandemia. ¿Cómo le harán los hospitales públicos para atender otras enfermedades, sobre todo a la población vulnerable, como son los ancianos?

 

El panorama sin duda no es nada prometedor, sobre todo si vemos que potencias económicas como la de Estados Unidos y Rusia han sido bombardeadas por el mortal virus, con bajas peores que en una guerra.

 

Se requerirá de mucha fe y de esperanza para que podamos un día ver la luz al final del túnel, por eso decía que es mejor nos pongamos a rezar, porque sólo Dios podrá cambiar para bien el curso de nuestra historia de aquí en adelante.

 

Ya está más que visto que autoridades, médicos y especialistas se han visto rebasados por esta pandemia, no nada más porque no se prepararon para lo peor, sino porque hasta hoy las cifras de contagios siguen en aumento, no hay quien lo pare. Esa es la nueva normalidad de este país.

 

              

    

   

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo o WhatsApp

Ver Nuestras Políticas de Privacidad y Términos de uso
Puedes desuscribirte en cualquier momento.

{loadposition date}