Advierte SEDENA del riesgo por mantener armas en casa

Tener un arma de fuego en casa implica mayor riesgo de homicidios accidentales y suicidios, además, es causa de violencia en las calles, advirtió Armando Riego Cobián, mayor de Infantería y diplomado Estado Mayor de la 30 Zona Militar.

12 julio 2018 211

Tener un arma de fuego en casa implica mayor riesgo de homicidios accidentales y suicidios, además, es causa de violencia en las calles, advirtió Armando Riego Cobián, mayor de Infantería y diplomado Estado Mayor de la 30 Zona Militar.

“Tenemos estadísticas que nos dicen que el tener un arma en casa siempre representa un riesgo mayor por el hecho de que en algunas ocasiones los mismos integrantes de las familias y hablamos de los niños, la tienen a la mano, y al no saber cuál es su funcionamiento o la forma de cómo se emplea, cuál es el daño que causa, generan accidentes y estos accidentes llegan hasta algún deceso en la propia familia”, indicó Riego Cobián, quien está a cargo del programa permanente de canje de armas por electrodomésticos impulsado por la SEDENA.

Según datos del INEGI, una familia que mantiene un arma en su casa tiene cuatro veces más posibilidad de que ésta sea disparada accidentalmente, siete veces más de que sea usada en un asesinato de algún integrante de la misma y 11 veces más que sea la vía para un suicidio.

Las estadísticas señalan, además, que con un arma de fuego se comente el 50 por ciento de los homicidios, el 34 por ciento de los robos y el 16.2 por ciento de los suicidios.

Por estos antecedentes, Riego Cobián recalcó que, al participar la ciudadanía tabasqueña con la entrega voluntaria de armas de fuego, sean largas o cortas, es posible reducir el riesgo de suicidios y homicidios en el hogar, como en las calles.

“Muchas veces tenemos un arma como un recuerdo de algún familiar, como un regalo, como algo que tenemos en casa sin saber muchas veces ni siquiera emplearla”, explicó.

Destacó que quien entregue voluntariamente un arma o municiones, puede recibir a cambio algún tipo de electrodomésticos, que van desde una plancha, un tostador, un extractor de jugos o hasta sofisticados, como una televisión, una tableta electrónica, computadora de escritorio o laptop.

El mando militar sostuvo que el trámite para canjear un arma o municiones es sencillo y es cuestión de minutos, pues el ciudadano sólo tiene que acudir a una instalación militar y entregar voluntariamente el arma, sin documentación alguna, y con la confianza de que no se le investigará sobre los antecedentes de la adquisición de la misma.

“La gente que acude a los módulos en la campaña del canje de armas no son cuestionados; en ningún momento hay una investigación, en ningún momento se les va a pedir que justifiquen de dónde viene esa arma”, remarcó.

Riego Cobián refirió que, a cinco años de haber emprendido la Secretaría de la Defensa Nacional su programa de canje de armas de fuego en el país, la ciudadanía tabasqueña año con año ha dado respuesta positiva.

Miguel Sarracino

 


Deja un comentario